Consulta públicaLey de cambio climático y transición energética

La Ley de Cambio Climático y Transición Energética supondrá un instrumento clave para garantizar la consecución de los compromisos de España ante la UE en materia de energía y clima en el marco del Acuerdo de París contra el calentamiento global.

Esta Ley será fruto de la participación y del consenso. ¡Participa!

Antecedentes

A.Los problemas que se pretenden solucionar con la nueva norma.

El Acuerdo de París, adoptado en diciembre de 2015, es un hito de importancia histórica en la lucha mundial contra el cambio climático. El Acuerdo tiene como objetivo una transición global que culminará en un modelo de desarrollo bajo en carbono y resiliente al cambio climático. Más información

B.La necesidad y oportunidad de su aprobación.

La elaboración de la Ley es un compromiso del Presidente del Gobierno para cumplir con los objetivos recogidos en el Acuerdo de París y en el marco de la Unión Europea. Responde a la necesidad de definir un marco a medio y largo plazo para garantizar una transición ordenada de nuestra economía hacia una economía baja en carbono y resiliente al clima, que es lo que nos exige el Acuerdo de París y que ya hemos asumido. Más información

C.Los objetivos de la norma.

La Ley debe recoger objetivos cualitativos y cuantitativos:

Respecto de los objetivos cualitativos, cabría recoger los siguientes:

Facilitar el cumplimiento de España con sus compromisos internacionales y europeos en materia de cambio climático y de energía, contribuyendo al crecimiento económico y el bienestar de los ciudadanos. Más información

D.Las posibles soluciones alternativas regulatorias y no regulatorias.

Podrían distinguirse las siguientes alternativas regulatorias:

  • Adoptar únicamente el Plan Nacional Integrado de energía y clima, en el que se incluirían los objetivos nacionales. Podría aprobarse por Real Decreto o Acuerdo del Consejo de Ministros, previa remisión en su caso a la Comisión Delegada de Gobierno para Asuntos Económicos.
  • Adoptar una estrategia nacional como instrumento de planificación. Más información

ENTRE TODOS

Se han recibido más de 350 propuestas a la consulta pública que ha estado abierta desde el 18 de julio hasta el pasado 10 de octubre de 2017, que están siendo analizadas.

Dada la transversalidad de las políticas en materia de cambio climático y transición energética, el análisis de las aportaciones realizadas desde todos los sectores implicados es clave para desarrollar una ley que marque el camino hacia una economía baja en carbono y resiliente al clima, y que permita aprovechar además las posibilidades de desarrollo que puedan surgir de un nuevo modelo económico, generando crecimiento económico, empleo y bienestar a los ciudadanos.

Para que la Ley pueda desarrollarse con la mayor implicación social y pueda responder de manera integral a las preocupaciones de todos los sectores interesados, además de esta fase de consulta, se reseñan las siguientes iniciativas:

Grupo Interministerial para la Elaboración de la Ley de Cambio Climático y Transición Energética y del Plan Nacional Integrado de Energía y Clima, creado el 23 de marzo de 2017 por la Comisión Delegada del Gobierno para Asuntos Económicos (CDGAE). El día 7 de abril de 2017 se reunió por primera vez este Grupo Interministerial. En esta primera reunión se creó el Subgrupo de Trabajo Técnico , que está apoyando las actividades del Grupo Interministerial.

A finales de mayo de 2017, MAPAMA y MINETAD organizaron unas jornadas de debate sobre el contenido que debería tener la ley. Las jornadas fueron un espacio de encuentro entre los principales agentes y sectores implicados para identificar los elementos que deben contemplarse en la Ley. En ellas se reunieron más de 400 expertos de diversos ámbitos: Administraciones, representantes de grupos políticos, empresas, sector financiero, organizaciones no gubernamentales, sindicatos y científicos.

Además, el pasado 07 de julio, el Consejo de Ministros aprobó la creación de una Comisión de Expertos para elaborar un informe sobre diferentes escenarios de transición energética, con el objeto de analizar posibles alternativas de política energética, considerar su impacto medioambiental y económico y analizar en qué medida permitan cumplir con los objetivos establecidos de la forma más eficiente posible. Esta Comisión de Expertos también ha desarrollado su propio formulario para recibir aportaciones, que ha estado habilitado hasta el 31 de octubre de 2017. Habiéndose recibido unas 40 aportaciones.

Tras el análisis de la consulta pública se elaborará el texto del anteproyecto que será sometido a trámite de audiencia.